El artista anacrónico

MASSIMO GUERRA